martes, 16 de febrero de 2010

El pensamiento compulsivo: la peor enfermedad colectiva




La conciencia, a diferencia de la mente, es un estado del ser intemporal. La conciencia NO NECESITA DEL PENSAMIENTO.
Conciencia es sinónimo de Presencia, de Cuerpo Interior. La Presencia SUPRIME al tiempo. Presencia y Presente comparten la misma raíz: PRESENTE. Cuando usted está enteramente Presente usted está en estado de Presencia, de NO MENTE, de NO DUALIDAD.

Ser iluminados significa levantarnos por encima del diálogo interno involuntario. La no-mente es CONCIENCIA SIN PENSAMIENTO. Es no permitir que la mente absorba toda la conciencia y la transforme en material mental. Es desde este estado de no-mente, de quietud interior, desde donde crean los artistas verdaderos, lo sepan o no. El pensamiento desconectado del reino mucho de la conciencia se vuelve insensato, repetitivo y destructivo.

El pensamiento compulsivo se ha convertido en la peor enfermedad colectiva. Esto sucede cuando no podemos dejar de pensar. Todo nuestro sentido de QUIENES SOMOS termina derivando de la ACTIVIDAD DE LA MENTE. Uno se siente impelido a actuar desde patrones mentales condicionados. Es una mente condicionada totalmente por el pasado y solo logra RE-CREAR o sea, RE-ACCIONAR desde los lugares que conoce, desde los circuitos pre-armados con los que está familiarizada. Puede ser doloroso, pero es familiar.

¿Cómo hacer para recuperar mi conciencia de las garras de la mente?
Alejando la atención del pensamiento y dirigiéndola al cuerpo donde el Ser puede sentirse en primera instancia como un campo de energía que DA VIDA a lo que percibimos como el cuerpo físico. Esto es “estar en el cuerpo”. Recuerde: el cuerpo es el escenario donde transcurre la transformación. Esta sucede a través del cuerpo, no lejos de él. Por eso, ningún maestro verdadero ha defendido nunca luchar contra el cuerpo o negarlo, aunque sus seguidores basados en la mente lo han hecho a menudo.

El ego: Es como un ser fantasmal, artificial que se alimenta de actividad mental y sólo se puede mantener vivo por medio del pensamiento constante. Ese “falso ser” creado por la IDENTIFICACION CON LA MENTE cree que dejaría de ser si dejara de pensar. Mientras vamos creciendo las personas nos vamos formando una imagen mental respecto a quiénes somos basado en el condicionamiento personal y cultural

Para el ego lo único que se considera importante es el pasado y el futuro lo cual constituye una inversión total de la realidad, debido a esto, cuando la mente actúa desde el ego, tiene una conducta disfuncional.
La mente siempre está preocupada en mantener EL PASADO VIVO porque sin él, ¿Quién es uno? Se proyecta constantemente hacia el futuro para asegurar su supervivencia y para buscar algún tipo de alivio o realización en él. “un día cuando suceda x, voy a sentirme feliz”. Incluso cuando el ego parece estar ocupado con el presente, no es el presente lo que ve: lo percibe en forma completamente errónea porque lo observa con los ojos del pasado. O bien, reduce el presente a un medio para lograr un fin, un fin que siempre está en el futuro proyectado por la mente.
Es el momento presente el que tiene la clave de la liberación. El tema es que no se puede encontrar el momento presente mientras seamos nuestra mente. El predominio de la mente no es más que una etapa en la evolución de la conciencia. Necesitamos pasar urgentemente a la próxima etapa; si no, seremos destruidos por la mente que se ha convertido en un monstruo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada